El primer finde en Francia, el primer día del viaje sin estar pendiente del celu. Me tomé la licencia de no poner despertador. Hacía 10 días que no dormía 4 horas seguidas. De hecho, desde el martes no me acostaba en una cama. Las últimas noches fueron viajando. Primero en avión, luego en bus. Pero como me gusta el durazno, me banco la pelusa (técnicamente no me gusta tanto, prefiero la pera je).

Cuestión que me desperté y el listado de cosas para aprovechar el sábado primaveral era largo:
📷 Parlamento Europeo
📷 Parc de L’orangerie (siesta en el pasto incluida)
📷 Iglesia St. Paul
📷 Place de la République en pleno barrio alemán
📷 Vi luz y entré en la iglesia de Jean Pierre le jeune que estaban practicando con el órgano
📷 Place Brogile
📷 Gallia y sus barcitos/barcos sobre el río.

Cuando me quise dar cuenta eran las 7pm y no había almorzado. Ubiqué un Carrefour, me compré una ensalada y elegí donde sentarme a comer. En esa parte, sobre los bordes del río, un piso debajo de donde están las calles, hay senderos y todo el mundo se sienta con los pies colgando para el río (que está más abajo). Me acomodé y con esta vista de Strasbourg comí la que quizás haya sido la ensalada más rica del mundo… Fue entonces que me di cuenta que alrededor mío había muchas citas. Mon amour! Se sientan ahí, con una botella de vino y no necesitan más. Los más preparados tienen mantelitos pero da igual. El escenario es perfecto. Tal vez, después de todo, las películas se inspiran en situaciones reales.

Mi día siguió. Caminé hacia el Pont Couvert, no sin antes perderme en mil callecitas súper pintorescas. Es que te dan ganas de caminar cada centímetro de la ciudad. Finalmente, mientras oscurecían llegué a la Petite France, la postal más típica de Strasbourg.

Ya predispuesta a cerrar el día, me choqué con una iglesia y tuve que entrar. Pues adentro había un concierto y madre había dicho que estuviera atenta porque ella había ido a uno así en alguna otra parte se Europa y que con la acústica de las iglesias se me pondrían los pelos de punta. Eso fue así, incluyo hasta lágrimas pero de eso les voy a hablar otro día. .