Si hace varios años me preguntabas qué marca del mundo quería manejar, sin pensarlo decía Nutella. Sin embargo, se veía como un imposible por el hecho de que no estaba en Argentina. Pero en 2019 finalmente llegó y ahí estaba yo esperándola. 😛 Abrimos los canales y empezamos a jugar, la mayoría del tiempo con contenido orgánico. Este producto, por un lado, era muy deseado para un segmento que estaba casi tan feliz como yo de que estuviera en todas las góndolas. Por otro, era desconocido por algunos que, a decir verdad, tenían algún recelo porque la Nutella se convertía de alguna manera como competencia del amado dulce de leche. Dentro de los lineamientos globales que debíamos cumplir, teníamos el desafío de introducirlo en el consumo local. Para esto, se trabajó en la campaña que en el lanzamiento también incluyó medios tradicionales con el mensaje clave de “El desayuno de tu finde merece Nutella“. Entendimos al producto como un gusto que acompañaría las mañanas de los fines de semana, con mates y medialunas. También con tostadas, panqueques, waffles, frutas y la lista podría seguir. ¿Con qué no queda bien la Nutella? Perdón se me escapó la fan.